Cámara de Diputados

Espectros del Legislativo en Chiapas

#Columna Código Nucú / César Trujillo

A los políticos que buscan acomodarse en alguno de los 13 distritos electorales federales que tiene Chiapas, y que aspiran a una curul en la Cámara de Diputados, se les ve sólo en periodo de campañas. Aparecen en lonas, panfletos, volantes, pendones y hasta en la sopa (literal) de las despensas que no se cansan de entregar como dádivas a cambio del voto. Siempre apostando a lucrar con la necesidad de los que menos tienen, “desgastando el caite” y “sudando las camisetas” en donde muestran un falso compromiso social.

Pocos son aquellos que una vez que consiguieron llegar al poder, regresan a casa. Pocos son los que no olvidan a la gente que les entregó la confianza y los ayudó a afianzarse en espacios que, la mayoría de las veces, les han quedado grandes y les han servido sólo para engrosar sus bolsillos y su hambre de poder. Esta legislatura federal no es diferente

Basta dar un recorrido por la lista que los acomoda conforme a los institutos políticos que los cobijaron para ver lo que digo. Y no me refiero a que sean nombres desconocidos, pues siempre he creído que refrescar los espacios es un acto políticamente saludable. Sin embargo, si recorre los currículos, por ejemplo, logrará ver el grado de preparación. Hay de todo: desde con simple preparatoria, carreras truncas, pasantes, licenciaturas, con y sin diplomados, y una maestría, hasta los que optaron por no revelar su grado de estudios, lo cual me hace pensar que es más que evidente ante su nimia participación en el Legislativo y su gris desempeño.

Y debería ser un asunto que nos ocupe, deje le digo. Porque se supone que ahí, en ellos y en su labor, radica el contrapeso para el Poder Ejecutivo lo cual, desde hace mucho, funciona como un mal chiste. Se supone, también, que son quienes regulan, frenan y vigilan que las políticas públicas se implementen de forma correcta y que deben, asimismo, trabajar de forma incansable por y para las comunidades que engloban los distritos por los cuales están cobrando un salario que, honestamente, ni devengan.

Justo en estos momentos de la pandemia se han convertido, la gran mayoría, en completos espectros. Juegan a levantar el dedo y se apegan a panfletos risibles que muestran su desgarbada esencia y su inoperancia. Se tomaron tan en serio el asunto de la sana distancia que, incluso, la guardaron con el pueblo que los votó y no se les ha escuchado ni siquiera en asuntos mediáticos para buscar mecanismos que ayuden en los cobros excesivos de la Comisión Federal de Electricidad, o que conminen a los presidentes municipales a no cobrar los recibos de agua potable y así ayudar a los que menos tienen.

Sobran dedos de una mano para señalar a los diputados federales chiapanecos que han trabajado hasta hoy. Parece que nadie les dijo que una de sus funciones es la de ser los defensores de los derechos sociales y que les corresponde, repito, les corresponde tomar en sus manos los temas más apremiantes de la zona. A Chiapas esto le urge y a ellos no les importa en lo más mínimo sumar esfuerzos con el gobierno en turno.

Pareciera que nadie, durante la entrega de pelotitas de las tómbolas con las que les regalaron los cargos que hoy tienen, les advirtió que a través de su papel en la Cámara Baja se deben encontrar las soluciones a los problemas que aquejan a sus distritos. Y vaya que los hay en diferentes formas. Pero muchos son simples fantasmas que ocupan un cargo sin que la gente los conozca. Así de triste y grave es esto. Se reparten las curules bajo intereses aviesos y lo demás no les interesa.

En los trece distritos, por ejemplo, están: Manuela del Carmen Obrador Narváez, Distrito I (Palenque); Alfredo Antonio Gordillo Moreno, Distrito II (Bochil); Alfredo Vázquez Vázquez, Distrito III (Ocosingo); Roque Luis Rabelo Velasco, Distrito IV (Pichucalco); Clementina Marta Dekker Gómez, Distrito V (San Cristóbal de Las Casas); Raúl Eduardo Bonifaz Moedano, Distrito VI (Tuxtla Gutiérrez); Miguel Prado de los Santos, Distrito VII (Tonalá); María Roselia Jiménez Pérez, Distrito VIII (Comitán); Leticia Arlett Aguilar Molina, Distrito IX (Tuxtla Gutiérrez); Juan Enrique Farrera Esponda, Distrito X (Villaflores); Roberto Antonio Rubio Montejo, Distrito XI (Las Margaritas); José Luis Elorza Flores, Distrito XII (Tapachula), y Maricruz Roblero Gordillo, Distrito XIII (Huehuetán).

Súmele los cinco más de la Circunscripción 3 que abarcan los estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán. Ahí aparecen Carlos Alberto Morales Vázquez, Patricia Del Carmen De La Cruz Delucio, Jorge Ángel Sibaja Mendoza, Emeteria Claudia Martínez Aguilar y Marco Antonio Andrade Zavala.

Todos ellos son nuestros diputados federales. Sobre sus hombros pesa la vigilancia y probable sanción de los desvíos en el gasto público de los municipios. Y mire que en este rubro hay varios alcaldes que han sido señalados y no pasa nada. Menos con varios diputados de cartón como los que vemos. Menos con quienes buscan esos puestos por el dinero que ganan. Juzgue usted este desglose para este 2020: un sueldo base o dieta de 1 millón 264 mil 536 pesos; prestaciones por 292 mil 624 pesos; una gratificación de fin de año por 140 mil 504 pesos; las aportaciones a la seguridad social por 61 mil 274 pesos; prestaciones como un ‘ahorro solidario’, por un monto de 19 mil 771 pesos; y 71 mil 075 pesos por ‘prestación de ISR de gratificación de fin de año’. ¡Pobrecitos!, ¿no?

Así que ya sabe. Las próximas elecciones piense, razone y luego vote. Es una fórmula fácil si usted pone en cuenta que las despensas y los pocos pesos que le regalan en las campañas son una bicoca con todo lo que terminan ganando y consiguiendo quienes luego se olvidan de usted, se olvidan de nosotros, se olvidan de todo.

#Manjar La Sala Regional Xalapa ordenó al Tribunal Electoral del Estado de Chiapas (TEECH) que resuelva el nombramiento del presidente y la síndica municipales del Ayuntamiento de Chalchihuitán, considerando dicho asunto como de carácter urgente. Lo anterior deriva que desde la destitución de Margarita Díaz y Hemerlindo García, como presidenta y síndico en el municipio por actos de corrupción, aún no se dota de certeza jurídica a la persona que debe fungir como presidente municipal y es de suma importancia hacerlo sobre todo en estos tiempos de confinamiento que exige a las autoridades, desde sus posiciones, tomar decisiones relacionadas con la atención a la población en la pandemia. En efecto es urgente. Ahora veremos qué procede. #HistoriasdeCuarentena “He viajado, me he cansado y escrito poco / pero pensé mucho en el regreso, cuarenta años. / El hombre en todas las edades es un niño: / la ternura y la brutalidad de la cuna; / a lo demás le pone límite la mar, como a la orilla, / a nuestro abrazo y al eco de nuestra voz”. Yorgos Seferis. #ElPoema // La recomendación de hoy: el libro Literatura y revolución de Victor Serge y el disco Bad de Michael Jackson. // Recuerde: no compre mascotas, mejor adopte. // Si no tiene nada mejor qué hacer, póngase a leer.

* Miembro de la Asociación de Columnistas Chiapanecos.

* Delegado en Chiapas del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa.

Contacto directo al 961-167-8136

Twitter: @C_T1

Facebook: @CodigoNucu

Mail: palabrasdeotro@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.