Oscar Loza Ochoa Incansable Luchador de los Derechos Humanos en Sinaloa

* Asesor permanente de la Legendaria Unión de Madres con Hijos Desaparecidos en Sinaloa, de la cual fue presidente Doña Chuyita Caldera de Barrón

* Sinaloa fue el detonante que impulsó la creación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México

Rafael Báez Molina

Un connotado personaje con ideales muy arraigados desde siempre en la izquierda, donde se ha mantenido con extrema lealtad a sus principios básicos y sólidos. Nacido en el Ejido Monteverde de Villa, Municipio de Culiacán, el 8 de noviembre de 1952. Estudió Licenciatura en Economía en la Universidad Autónoma de Sinaloa. Cursó diplomados en Derechos Humanos y en Ciencias de la Educación. Actualmente es maestro jubilado de la UAS.

El profesor Oscar Loza Ochoa, prácticamente es uno de los fundadores de los derechos humanos en Sinaloa, quien goza de un gran prestigio y respeto ganado a pulso, tanto a nivel nacional como internacional.

Pero en el camino quedaron en la raya, sus compañeros activistas de derechos humanos, (QEPD); Jesús Michel Jacobo, Carlos Gilberto Morán Cortez, Norma Corona Sapién y Jorge Aguirre Meza, todos ellos asesinados.

Sinaloa fue el detonante que impulsó la creación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México autorizada por el entonces Presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari, por tanta impunidad, desapariciones forzadas y disimulo de las autoridades responsables de las áreas de seguridad en los diferentes estados del país.

Loza Ochoa es considerado uno de los precursores en el tema de los derechos humanos en Sinaloa, coordinó actividades de solidaridad con los presos políticos en el periodo 1972-1976; Miembro fundador del Frente Nacional Contra la Represión que encabezó la lucha por la amnistía a los presos perseguidos, exiliados y desaparecidos políticos en los años de 1970 a 1980; Coordinó labores de unidad y promoción de repatriación entre los exiliados políticos mexicanos en Cuba, en el marco de la lucha por la amnistía en 1978; Coautor de la Iniciativa de Ley de Amnistía presentada al Congreso del Estado de Sinaloa por el Frente Local Contra la Represión en febrero de 1981.

Fue Diputado Local en el periodo 1983-1986; Miembro fundador de la primera Comisión de Defensa de Derechos Humanos de Sinaloa, (ONG); Editorialista y ensayos publicados en periódicos como El Nacional y El Universal de la Ciudad de México y de periódicos locales como el Diario de Sinaloa, El Debate y El Sol de Sinaloa.

Asimismo recibió la invitación del Departamento de Estado de Estados Unidos para un programa especial relacionado con el tema Derechos Humanos (visitas a centros de detención para indocumentados; cárceles de mínima, media y alta seguridad; sindicatos de trabajadores inmigrantes; supervisión de trabajos de la patrulla fronteriza y de la Policía Preventiva), entre otros. Responsable de la revista Derechos Humanos desde 1991, publicación bimensual de las comisiones de derechos humanos no gubernamentales.

Participante en el Primer Congreso Internacional de Derechos Ciudadanos en La Habana, Cuba, en 1995; Galardón World Class 2001, a la Calidad Personal como defensor de los derechos humanos, otorgado por Universidades, clubes de servicios y organismos sociales del estado de Sinaloa.

Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, lo cual fue una reconocida aceptación de un gobierno priísta a su limpia y larga trayectoria como Ombudsman. Indudablemente, un hombre que ha entregado gran parte de su vida a su lucha por los derechos humanos, pugnando siempre por una real política de estado.

Asesor permanente de la Legendaria Unión de Madres con Hijos Desaparecidos en Sinaloa, de la cual fue presidente Doña Chuyita Caldera de Barrón (+), donde prácticamente la mayoría de las fundadoras ya fallecieron sin haber logrado su objetivo; encontrar a sus hijos. A nivel nacional sigue adelante con esta encomienda, una de las luchadoras más grandes que ha dado México, Doña Rosario Ibarra.

Hoy en día, quienes tenemos la fortuna de conocer a Oscar Loza Ochoa, ratificamos su esencia humanitaria, su humildad, su espíritu férreo que nunca se ha doblegado ante nadie, su sensibilidad, atributos personales, uno de los grandes activos en esta dificilísima actividad en Sinaloa y un ejemplo a seguir.

PARTICIPACIÓN EN POLÍTICA: Fue diputado local, en la misma Legislatura con Rubén Rocha Moya, actual candidato de MORENA y del Partido Sinaloense a la gubernatura de Sinaloa.

Oscar Loza intentó ser candidato a la presidencia municipal de Culiacán, por MORENA para las elecciones del 2021, pero no lo logró, sin embargo, públicamente dejó constancia de ello y en un emotivo mensaje emanado desde lo más profundo de su corazón, agradeció a todas aquellas personas que lo respaldaron en su aspiración, diciendo que “el proceso interno no le fue favorable, pero que va a estar presente en el proceso electoral apoyando al Maestro Rubén Rocha a la gubernatura de Sinaloa y a los otros candidatos de MORENA, porque su lucha no inicia ni termina en esta etapa electoral.

Dijo que está impulsando un proyecto de organización de largo alcance, que reivindique los derechos humanos en general y particularmente el derecho humano a una vida pública democrática en la que los gobernantes estén muy cerca de los ciudadanos y atiendan las demandas populares más sentidas.

Terminó diciendo que “continuará por el mismo camino porque ir a un encuentro no puede ser nunca escapar, aunque releguemos cada vez el lugar de la cita”, como dice Julio Cortázar (escritor intelectual argentino).

Oscar Loza es autor de varios libros: “TOMATE”, compartiendo crédito con la periodista sinaloense Carmen Aída Guerra Miguel; “Tiempo de Espera” (caso de los desaparecidos políticos en Sinaloa) segunda edición; “Crónica de un Sepelio y Otros Cuentos”, El Ombudsman” en su Bicentenario, “Cenizas” y “Pandemia”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.