EL MAL EJEMPLO CUNDE: 4T Y EL APOYO A CONVENIENCIA.

*  La falta de sensibilidad política y humanidad, obnubilaron la mente de la diputada  Guadalupe Muciño Muñoz

Romina Valladares Ceja

Carentes no sólo de toda sensibilidad política, sino humanitaria y olvidando la obligación constitucional que, como representantes populares y servidores públicos tienen, las autoridades emanadas de la cuestionablemente llamada 4T siguen de tropiezo en tropiezo, presos de la soberbia que el poder actual, cada vez menos y atribuimos a ello su desesperación que les hace cometer error tras error para desembocar en un factor común muchos de ellos: la nula respuesta a las necesidades que la población registra actualmente ante la gravedad de la situación que en nuestro país se vive en materia de salud, desempleo, inseguridad y pobreza extrema se vive, respondiendo con incongruencias y torpezas en vez de efectividad y responsabilidad.

La semana que concluye arrojó al escenario a la actual Diputada por el XXI Distrito, Guadalupe Muciño Muñoz, identificada por el desempeño conveniente que observa en su quehacer cotidiano como legisladora, desde la apertura con los medios de comunicación, a conveniencia así como la entrega de apoyos, convenientes también y destinados a quienes le aplauden en su entorno o bien, en quien tiene puesta la mira para el capital político con miras al proceso electoral del 2021.

Luego de que un buen número de pobladores del municipio de Atlixco, cerca de 500, le hicieran llegar la petición de apoyo alimentario ante la difícil situación que ha conminado a las familias a permanecer en casa, alejándose de sus actividades económicas y productivas, pues si bien el discurso de las autoridades estatales y federales estriba en que “primero es la salud” y cuál debe ser no solo en el estado de Puebla, sino en el mundo entero, la legisladora, en vez de buscar el acercamiento con los solicitantes, optó por humillarlos públicamente, negándoles el apoyo sustentada en acusaciones, graves por cierto y que deberá demostrar, de lo contrario caería en un delitos del fuero penal y civil, saliendo así por la tangente y demostrando una vez más, que los apoyos, despensas, costales de víveres o como quiera llamarles, serán única y exclusivamente a conveniencia y criterio personal de la diputada. Palomeados, pues.

Y si, es que arremetiendo en medios de comunicación, la flamante legisladora, entre acusaciones al ton y son, declinó dar el apoyo en despensas, respetuosa y formalmente solicitado por los pobladores, de escasos recursos y necesitados, dando como respuesta evasiva, acusaciones, justificaciones, calumnias y mezquindades más, cuando la inteligencia política, esa que sólo practican las grandes mentes, le hubiera dictado “el sumar y no restar.

Pero como sabemos que gobernar y ejercer el poder desde el odio, el resentimiento, la venganza y la inexperiencia es también factor común del poder político actual, bastó el escarnio público y la humillación a quienes solicitaron comida por necesidad, sin querer comprender la legisladora, que el pueblo tiene hambre y no porque desee recibir limosnas ni prebendas, porque algo que identifica a los poblanos, a los mexicanos en generales, es la capacidad de emprendimiento y la fuerza trabajadora que les permite llevar dignamente el pan y la sal a las familias. Y prueba de ello es la presencia de miles de familias que orgullosamente llevan el nombre de Puebla con su trabajo y esfuerzo, no solamente en nuestro país, sino en el mundo entero.

Pero la soberbia, la falta de sensibilidad política y humanidad, obnubilaron la mente de la señora Muciño, quien dicho sea de paso tiene fuertes aspiraciones y ya se ve en las boletas electorales de Atlixco del próximo año, hecho éste que difundido por ella de inicio, con poco tino por cierto en la forma que lo abordó, fuera de ofrecerle una justificación no solo a las más de 500 familias que humilde y dignamente le pidieron el apoyo, sólo dejó entrever que cuando se gobierna sin congruencia y se da paso a la víscera, las cosas resultan contraproducentes.

Sensibilidad y no olvide diputada, que usted es representante de todo un distrito, no importa la filiación o ideología política. Mejor diga que “no se quiere” al no se puede, porque si algo identifica a México que es el país en el que todo se puede… cuando se quiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.