Candidato vacunal Abdala muestra 92,28% de eficacia en su esquema único de tres dosis en Cuba

* La eficacia de Abdala la ubica entre las vacunas con mejores resultados del mundo, esas que se han producido en los principales laboratorios de los países más desarrollados

El Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, conoció que la eficacia de Abdala es del 92,28%, con lo cual supera los requisitos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que un candidato vacunal contra la COVID-19 se convierta en vacuna, que es del 50%.

Al conocer la noticia el mandatario expresó: Pienso en Martí, que escribió: “no es la inteligencia recibida y casual lo que da al hombre honor; sino el modo con que la usa y la salva, no hay más queun modo de perdurar y es servir”.

Pienso en Martí, que escribió: “no es la inteligencia recibida y casual lo que da al hombre honor; sino el modo con que la usa y la salva, no hay más que un modo de perdurar y es servir”.

— Miguel DíazCanel Bermúdez (@DiazCanelB) June 21, 2021

Con este resultado, próximamente se realizará la solicitud de Autorizo de Uso de Emergencia al Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) y, una vez aprobado, Abdala se convertirá en la segunda vacuna contra la COVID-19 desarrollada en América Latina y el Caribe, destacó el grupo BioCubafarma en su página de Facebook.

Este candidato vacunal, diseñado por el CIGB, está compuesto por el ingrediente farmacéutico activo, que es el RBD (dominio de unión al receptor, por sus siglas en inglés), el cual es coadyuvado a la formulación con hidróxido de aluminio y otros componentes.

El 7 de diciembre comenzó el estudio clínico fase I con 132 sujetos de entre 19 y 54 años. Ahí se estudió la seguridad y la inmunogenicidad.

En el fase II (660 voluntarios) se amplió hasta los 80 años, una vez que se demostraron los datos de seguridad del candidato vacunal.

Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez

En el fase III (48 290 voluntarios) se estudió, además de la seguridad y la inmunogenicidad, la eficacia.

La eficacia de Abdala la ubica entre las vacunas con mejores resultados del mundo, esas que se han producido en los principales laboratorios de los países más desarrollados a partir de financiamientos de cientos de millones y miles de millones de dólares, algo que para Cuba es una quimera, más aún en medio de la agudización del bloqueo económico, comercial y financiero durante todo lo que va de pandemia.

La doctora en ciencias Marta Ayala Ávila, directora general del CIGB, explicó que la eficacia es el resultado más importante de una vacuna. “Es su efecto en la vida real”, afirmó.

En la presentación del logro, destacó la labor de los equipos de científicos que trabajaron en los ensayos clínicos fase I/II y III en Santiago de Cuba, Bayamo, Guantánamo y La Habana, y agradeció a las 48 000 voluntarias y voluntarios que fueron parte de la investigación.

El análisis final de los estudios de eficacia de Abdala contra la COVID-19 sintomática, que fueron realizados por un grupo independiente liderado por el Instituto de Cibernética, Matemática y Física, incluyen no solo la respuesta a una cepa inicial del SARS-CoV-2 (la DG614G), sino también las mutantes Alfa, Beta y Gamma, explicó la directora general del CIGB.

Recordó la científica que el ensayo clínico incluyó un grupo placebo y otro vacunado, con tres aplicaciones en un período de 0-14-28 días. Argumentó que los estudios siguen, que se continuarán haciendo nuevas evaluaciones y conclusiones.

La Dr.C. Marta Ayala también destacó el trabajo realizado por parte del Centro de Inmunoensayos, los Laboratorios AICA y otros centros científicos, así como a las trabajadoras y trabajadores de la Salud Pública, que han acometido un proceso de vacunación rápido y de calidad que difícilmente pueden hacer otros países del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.