Desde el SNRP apoyamos plenamente a la FEPALC por proteger el derecho al trabajo y a la información, como un bien público y un servicio social

* FEPALC. Exigimos acciones urgentes para frenar los despidos y garantizar el derecho a la información

* Más que en cualquier otro momento de la historia, la población se ha volcado al consumo de información en los medios masivos de comunicación

*  En FEPALC como miembros de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) que representa a más de 600.000 trabajadores de la comunicación en todo el mundo hemos presentado la  “Plataforma mundial para el periodismo de calidad”.

* Fernando Olivas Ortiz.

Ciudad de México.- Desde el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), nos solidarizamos y apoyamos plenamente todos los puntos que maneja la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC) en beneficio de las y los trabajadores de diferentes países de Latino América, que han sido despedidos o que enfrentan diversos conflictos laborales.

Nuestra organización continental que  agrupa 13 países del área destaca que: Miles de trabajadores y trabajadoras de la prensa han sido despedidos en los últimos meses, las empresas periodísticas alegan estar atravesando una crisis a causa de la pandemia por la COVID-19, sin embargo, los estudios de carácter internacional demuestran que, más que en cualquier otro momento de la historia, la población se ha volcado al consumo de información en los medios masivos de comunicación para mantenerse informada sobre la pandemia y las medidas de aislamiento social.

Manifiesta en un comunicado que llega a los gobiernos de todos estos países. Desde la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC) enviamos nuestro apoyo y solidaridad a cada compañero y compañera afectado por esta situación,  por lo mismo pedimos desde México, que también tenemos problemas y decenas de trabajadores y trabajadoras han sido despedidos  y actualmente un grupo de 80 mujeres y hombres que laboraban en Notimex, agencia de noticias internacionales del gobierno mexicano y donde su directora San Juana Martínez, han sido poco sensible ante la situación, antes, durante y actualmente en plena pandemia del COVID-19, cuando mantienen una lucha sorda y están en huelga con los consiguientes problemas económicos, laborales, sociales y de salud, ante un terrible virus que está diezmando a la población en México y varios países del mundo.

Nuestra agrupación FEPALC dice, nos mantenemos monitoreando la situación y proponiendo alternativas que garanticen el trabajo digno y la libertad de expresión. Como muestra de esto nuestras organizaciones afiliadas han planteado a los gobiernos de sus países diferentes medidas de protección a los trabajadores y han denunciado la actitud abusiva del empresariado.

Señala asimismo desde la FEPALC. Hacemos un llamado a los gobiernos a actuar de forma urgente para proteger a los trabajadores y trabajadoras en general y particularmente a los trabajadores de la prensa; los despidos masivos de periodistas y comunicadores que hemos visto en Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Honduras, Guatemala, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay,  y agregamos a México, y fortalecemos  estas acciones de FEPALC, cuando señala: “no solo afectan el derecho al trabajo y a la vida digna de las familias trabajadoras, sino que, también, se convierten en un grave ataque a la libertad de expresión afectando el derecho de la población a recibir información de calidad en un momento donde el acceso a la misma resulta fundamental para hacer frente a la crisis sanitaria”.

“Desde FEPALC, apoyamos las luchas de nuestros afiliados y llamamos a reforzar las acciones en defensa del trabajo; como miembros de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) que representa a más de 600.000 trabajadores de la comunicación en todo el mundo hemos presentado la  “Plataforma mundial para el periodismo de calidad” que busca salvar y proteger los puestos de trabajo en la industria de los medios de comunicación y crear un futuro que promueva una economía de la información sostenible”.

Finalmente nuestra organización continental expresa: “Insistimos, una vez, más en el rol central que deben jugar los Estados para proteger el derecho al trabajo y a la información como un bien público y un servicio social. Denunciamos las acciones de empresas periodísticas, principalmente aquellas que han acumulado grandes ganancias, que pretenden descargar todo el peso de la crisis sobre los trabajadores y trabajadoras; llamamos a que los gobiernos actúen de forma urgente para frenar esta masacre que deja en la calle a miles de compañeros y compañeras en la región y que, como dijéramos, afecta al derecho a la información, pilar fundamental para el ejercicio democrático”.

Ciudad de México, 12 de julio del 2020

Fernando Olivas Ortiz.* Fiscal de la Federación de

Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC)

Secretario del Interior, del Sindicato Nacional

de Redactores de la Prensa de México (SNRP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.