Defensores de Derechos Humanos con miedo y temor siguen clamando justicia

* En el estado la lucha por la defensa de los derechos humanos la encabeza desde hace años el profesor Óscar Loza Ochoa, quien ha logrado avances

* En medio de esta crisis social nace el colectivo ‘Camilo, Justicia para todos’, encabezado por Sara Galaviz, quien no ve fronteras ni límites

Rafael Báez Molina

Los Mochis, Sinaloa, México.- Atrincherados desde uno de los sectores más vulnerables en estos tiempos: los defensores de los derechos humanos en Sinaloa, mantienen una lucha incansable para hacer que brille la justicia con luz propia.

El mayor número de colectivos de ciudadanos que se han venido formando tienen que ver con unos de los peores flagelos que golpea a las familias: las desapariciones forzadas, una práctica delictiva que lastima y destroza actualmente a miles de familias en Sinaloa.

Emprender esta tarea no ha sido fácil, sin embargo, la lucha por los derechos de los desaparecidos cada vez cobra más fuerza y el reconocimiento de la autoridad para las víctimas, aunque lentamente, sigue creciendo.

Con esa bandera y en medio de esta crisis social nace el colectivo ‘Camilo, Justicia para todos’, encabezado por Sara Galaviz, quien no ve fronteras ni límites en el rescate de la dignidad de los miles de familias que por años han llorado la ausencia de un hijo, hija, padre, madre, amigo, hermano que está ausente.

La lucha por salvaguardar los derechos de las victimas es la tarea principal y es una constante en este tipo de grupos, donde el dolor es la mayor coincidencia y la indolencia oficial la más grande vergüenza.

En Sinaloa, la lucha por la defensa de los derechos humanos la encabeza desde hace años el profesor Óscar Loza Ochoa, quien ha logrado grandes avances y en ese trajinar encauzar a más personas para que se sumen a estas tareas.

Sara Galaviz es una de ellas y como líder del colectivo en memoria de su hermano “Camilo” no cesa en su labor, tocando puertas en cualquier lugar, ante las más altas representaciones de gobierno, porque lo ha dicho siempre: “la justicia no es un privilegio de nadie, es un derecho al que debe tener acceso cualquier persona agraviada”.

Por eso, la agrupación que dirige Sara Galaviz se erige bajo la premisa más importante que es; alcanzar la JUSTICIA PARA TODOS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.